elCastell.org
Jueves, 12 de abril de 2018

El Ayuntamiento reclama a la Sareb que priorice la necesidad de vivienda social en el municipio

Tras realizar una oferta a precio de mercado, el consistorio y la Taula d'Habitatge lamentan las "dificultades y poca predisposición" por parte de un ente público-privado como es la Sareb para llegar a un acuerdo y vender a la administración el bloque de viviendas ubicado en la Calle Santiago Rusiñol 39-41 • El Ayuntamiento destinaría el inmueble a la creación de viviendas sociales para familias en situación de emergencia habitacional

19 viviendas, 15 aparcamientos, 2 trasteros y un local comercial componen el edificio situado en la calle Santiago Rusiñol 39-41, que en la actualidad se encuentra vacío e inhabitado. El inmueble es propiedad de un promotor local pero, ante la imposibilidad de hacer frente a los pagos del crédito bancario, la titularidad de este crédito recayó en manos de la Sareb, la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria. Conocida popularmente como el “banco malo”, la Sareb es una sociedad anónima de gestión de activos transferidos por las cuatro entidades “rescatadas” (BFA- Bankia, Catalunya Banc, NCG Banco - Banco Gallego y Banco de Valencia), y por las entidades en proceso de reestructuración. “Somos una sociedad de liquidación con la misión de gestionar y comercializar los activos procedentes de las entidades que recibieron ayuda pública”, se autodefine la propia entidad. Así, la Sareb, participada en un 55% por capital privado y en un 45% por capital público, se creó en 2012 para absorber los activos tóxicos de bancos y cajas, es decir, de inmuebles y terrenos no deseados en aquel momento porque resultaban difícilmente comercializables y/o se habían desvalorizado.

Dos años de complejas negociaciones

Desde el principio del actual mandato, el Gobierno municipal lleva intentando negociar con la Sareb la adquisición del inmueble de Santiago Rusiñol con el fin de destinarlo a vivienda social para así atender las necesidades de las familias de Castelldefels que se encuentran en una situación de emergencia habitacional.

Para ello, el Ayuntamiento encargó dos tasaciones del inmueble, una interna que lo valora en 3.571.003 euros, y una externa que lo hace en 4.242.471 euros. Para facilitar la negociación, el consistorio toma como referencia ésta última la hora de elaborar su oferta a la Sareb. Sin embargo, técnicos municipales observan que el edificio se halla en un estado inhabitable. El Ayuntamiento estima que el coste de reparación ascendería a 1.236.966 euros y tiene en cuenta además las cargas fiscales pendientes, que superan los 650.000 euros y que debería asumir el comprador.  

De este modo, y tras más de dos años de negociaciones y reuniones en Castelldefels, Barcelona y Madrid con diferentes responsables de la entidad, el Ayuntamiento de Castelldefels  realiza una oferta de 3.005.505 euros, tomando como válido el valor de la tasación externa pero descontando el importe necesario para hacer frente a la reforma del edificio y a las cargas fiscales. “Además es el máximo al que el Ayuntamiento puede llegar para hacer la operación viable”, asegura la concejal de Vivienda, Ana Quesada (Movem).

Sin embargo, la Sareb no parece predispuesta a vender el inmueble al Ayuntamiento y asegura disponer de un comprador privado cuya oferta mejoraría la propuesta municipal. “La gestión de la Sareb del parque de viviendas está haciendo inviable la oportunidad histórica de intervenir de forma eficaz en el mercado de vivienda y ayudar a crear un gran parque de vivienda de gestión o de titularidad pública”, opina Quesada.

En la misma línea, la concejal lamenta que “pese a tratarse de un ente público-privado, la Sareb sigue con la dinámicaespeculativa que llevó a su creacióny antepone malvender su cartera inmobiliaria a ponerla a disposición de las administraciones públicas para que puedan atender la llamada emergencia habitacional”.

El Ayuntamiento velará por la transparencia

Quesada teme además que, en caso de cerrarse la venta del edificio con un inversor privado, “el precio final sea menor al que nos aseguran, y por ello estaremos encima para velar por la total transparencia de la operación”.

La concejal se basa en que “la Sareb lleva acumulados más de 60.000 millones de euros de déficit debido en gran parte a las importantes rebajas que hace a los fondos de inversión y no así a las administraciones públicas. Un déficit que además deberá compensarse, previsiblemente, con fondos públicos”.

El Ayuntamiento apela a la responsabilidad social exigible a la Sareb

Debido a esta situación la Taula d'Habitatge de Castelldefels, celebrada el pasado 5 de abril, acordó trasladar a la población y hacer público el estado de las negociaciones  tras el infructuoso esfuerzo municipal. El consistorio por su parte, tal y como aprobó el Pleno municipal del pasado mes de febrero, insta a la Sareb “a que ponga a disposición del Ayuntamiento de Castelldefels las viviendas vacías que tenga bajo su responsabilidad en el municipio, concretamente el edificio de Santiago Rusiñol, para que pueda utilizarse como edificio de viviendas de titularidad pública”.

Mientras tanto, el equipo de Gobierno tiene claro que “la Sareb es la responsable de que el Ayuntamiento no pueda disponer de las 19 viviendas vacías para responder a las necesidades habitacionales de nuestra ciudad”.

 

Noticias relacionadas:

El Ayuntamiento insta al Gobierno del Estado a garantizar el derecho a la vivienda

El Gobierno municipal y la SAREB abren una vía de diálogo para desarrollar políticas de vivienda

El Gobierno municipal trabaja para que se habiten los pisos vacíos en propiedad de los bancos

 

Imagen noticia
Imágenes de la Taula Local d'Habitatge celebrada el pasado 4 de abril / REDACCIÓN
facebook twitter youtube flickr instagram
↑ subir
©
El Castell Digital - Ayuntamiento de Castelldefels
Plaza de la Iglesia, 1 - 08860 Castelldefels
Teléfono: 93 665 11 50