elCastell.org
Lunes, 3 de octubre de 2022

Una ciudad segura

Los datos policiales oficiales ponen de manifiesto que en Castelldefels han descendido los robos en domicilios, los robos violentos en la calle y las sustracciones en el interior de vehículos desde 2019 hasta 2022 • Los cuerpos de seguridad continúan trabajando para que las cifras sigan mejorando.

El motivo por el que se comparan las cifras con el año 2019 es porque durante la pandemia (básicamente en los años 2020 y 2021), el confinamiento primero y el paulatino levantamiento de las restricciones a la movilidad después alteró la dinámica de la delincuencia al permanecer la ciudadanía más tiempo en sus casas.

Tras el robo violento padecido el pasado mes de agosto por el entonces jugador del Barça Pierre-Emerick Aubameyang en su casa de Castelldefels, el caso se extendió rápidamente por los medios de comunicación por la notoriedad de la víctima y desde algunos círculos se alzó la voz para sostener que se había producido un aumento alarmante de la inseguridad ciudadana.

No obstante, los datos policiales desmienten esa supuesta inseguridad y el supuesto aumento de robos en los últimos tiempos.

Los robos en domicilios han sido 216. En 2019 fueron bastantes más: 327. Un descenso significativo.

También descendieron los robos violentos en espacios públicos, otro delito que suele generar alarma social. De los 83 que se produjeron en 2019 se ha pasado a 74 este año. También han descendido, y en este caso de manera abrupta (prácticamente a la mitad), los robos en el interior de vehículos. En lo que llevamos de año se han producido 419 delitos de esta índole, mientras que en 2019 fueron 900.

Los hurtos (robos de pequeña cuantía sin el ejercicio de la violencia) han aumentado ligeramente en comparación con la situación tres años atrás: 1.572 contra 1.543. Un incremento del 1,9%. Con todo, como señala el jefe de la Policía Local, Raúl Vergel“el indicador 0 en seguridad no existe” y “cabe trabajar para mejorar las cifras, no solo con medidas policiales sino también con acciones sociales.”

La alcaldesa de Castelldefels, Maria Miranda (PSC), ha expresadoquiero agradecer la excelente coordinación de los cuerpos de seguridad que trabajan en el municipio. Castelldefels es una ciudad con una alta calidad de vida, que se caracteriza por el civismo y convivencia de nuestros vecinos y vecinas.”

Por su parte, el concejal de Gobernación y Seguridad, Jordi Planell (PSC), explica que “los datos demuestran que Castelldefels es una ciudad segura. Seguiremos trabajando con acciones policiales y sociales, para que las cifras de seguridad sean cada vez mejores. La sensación en la calle es de tranquilidad y convivencia, lejos de la campaña de desprestigio que se ha querido hacer desde algunos círculos.”
 

 

Cuatro bulos sobre la seguridad en Castelldefels

1.En Castelldefels hay más robos que antes

En la comparativa del año 2022 con el 2021, o incluso con una mayor diferencia de delitos si se compara con el 2020, no cabe otro titular de que ha habido un aumento considerable en el número total de delitos, de accidentes e incluso de infraccions a la Ordenanza de civismo. Pero de la misma manera que los diferentes cuerpos policiales no se pusieron medallas cuando en 2020 se logróuna reducción importante del número total de delitos (con descenso de más del 80%), ahora no se puede hacer lo contrario. Por tanto los datosde este año 2022 deben compararse con años de las mismas características y por ello nos remontamos al 2019, sin ninguna influencia de la pandemia motivada por el COVID. Y comparando los números de dos años similares, en todos aquellos delitos en los que la acción policial se puede orientar en la prevención, sobretodo en el caso de la Policía Local, se ha reducido considerablemente el número de hechos delictivos como se puede comprobar en el cuadro adjunto a este texto, con reducciones considerables en robos en interior de vehiculo y robos en domicilios.

2.Por la noche sólo hay una patrulla en las calles

En los últimos años las policías locales se han visto afectadas por la jubilación anticipada, que provocó una disminución en el número de agentes. Esta situación abrió la oportunidad de rejuvenecer las plantillas y aumentarla después de las restricciones aplicadas por el gobierno central. Una vez superada esta etapa de restricciones se ha logrado ampliar el número de agentes ganando capacidad operativa. Con el número actual de agentes se puede garantizar cubrir con seguridad la totalidad de los requerimientos graves en los que se activa a la Policía y planificar acciones orientadas a la prevención, sin obviar que la coordinación con Mossos d'Esquadra es excelente. En los supuestos en los que se requiere a un cuerpo o a otro y no se puede ofrecer respuesta immediata, se dispone de los protocolos de coordinación para cubrir el incidente.

3.Las mujeres no pueden ir por la calle tranquilas

Hoy en día estamos sufriendo una avalancha de información de casos en los que un elevado número de mujeres han sido víctimas de delitos contra la libertad sexual y de lesiones provocadas por pinchazos de aguja. Sin embargo en Castelldefels, en este verano (y sobretodo durante la Fiesta Mayor y las Fiestas del Mar), en un ambiente festivo con miles de personas ocupando el espacio público de ocio, no se ha registrado ningún incidente denunciado. Por ello, la Policía Local mantiene que Castelldefels es una ciudad segura para que una mujer pueda ser libre y no estar condicionada por el miedo a ser agredida sexualmente en sus decisiones de dónde o con quién ha de ir.

4.Existe miedo a que nos ‘okupen' la vivienda

Los responsables policiales sostienen con rotundidad que es mentira el discurso de que no podemos irnos un fin de semana de casa porque nos la ocupan y luego tardamos meses en recuperar la posesión. En primer lugar porque los casos de ocupaciones en Castelldefels y en las ciudades de nuestro entorno en la casi totalidad de los supuestos son viviendas abandonadas y viviendas donde su titular es una entidad bancaria o fondo de inversión. Y por ello precisamente sí se puede dar el caso de que se consolide la ocupación y se tarde meses en obtener una sentencia para proceder al desalojo.

Pero en los supuestos de que sea nuestro domicilio, donde realizamos nuestra vida privada, o incluso nuestra residencia de verano o fin de semana donde vamos de vez en cuando no haciendo vida privada de forma continua está totalmente protegido. Por lo tanto, de encontrarnos en esta situación no estamos delante de un delito de usurpación, llamado coloquialmente “okupación”, sino delante de un delito de allanamiento de morada que habilita a la policía a proceder de forma inmediata a la detención de los ocupantes de la casa y presentarlos ante la justicia sin necesidad de orden judicial previa.

Imagen noticia
Patrulla de la Policía Local / RAMON JOSA
Imagen noticia
Agentes de la Policía Local ayudan a unos ciudadanos / RAMON JOSA
Imagen noticia
Acción conjunta de Policía Local y Mossos d'Esquadra / ARCHIVO
Imagen noticia
Interior de la comisaría de la Policía Local, con el dispositivo HATHoM / RAMON JOSA
Imagen noticia
Comisaria de la Policía Local de Castelldefels / RAMON JOSA
Imagen noticia
Infografia de la evolución de la seguridad ciutadana antes y después de la pandemia
Imagen noticia
4 falsedades sobre la seguridad en Castelldefels
facebook instagram twitter youtube Linkedin youtube flickr whatsapp telegram
↑ subir
©
El Castell Digital - Ayuntamiento de Castelldefels
Plaza de la Iglesia, 1 - 08860 Castelldefels
Teléfono: 93 665 11 50